------|Sugerencia| ¡Anúnciate!| Contáctanos | Hazno tu página de inicio
 
SERVICIOS
Carta al Director
Libro de Visitas
Buzón de Denuncias
 
OCIO
Horóscopo
Turismo
Chat
MUNICIPIOS
Ayutla
Azoyú
Copala
Cuautepec
Cuajinicuilapa
Cruz Grande
Igualapa
Ometepec
San Luis Acatlán
San Marcos
Marquelia
Juchitan
Tecoanapa
Tlacoachistlahuaca
Xochistlahuaca
 
 
 
El Primer Sitio Online de la Costa Chica
 

Presenta el SSJC a presuntos homicidas de taxistas en Ayutla

Taxistas Adrián Silva Tielo

*Dos son taxistas que, sin embargo, fueron liberados por exigencia de los ciudadanos

*Ellos aceptaron cobrar la cuota, por miedo a ser ejecutados

*Tres jóvenes quedaron detenidos, como parte de un grupo delincuencial; les pagan 5 mil pesos

SONIA Y. ABARCA
AYUTLA, GRO.


La tarde de este martes 23 de mayo, en la explanada del zócalo de Ayutla, miembros del Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana (SSJC) de la UPOEG, presentaron a cinco presuntos responsables de las muertes de cuatro taxistas del municipio, dos de los cuales son trabajadores del volante.
De estos 5 detenidos, dos son acusados de complicidad con grupos delincuenciales, y 3 jóvenes de pertenecer a la delincuencia organizada.
Sin embargo, ciudadanos y transportistas exigieron la liberación de dos transportistas, ya que señalaron que eran inocentes de los cargos que se le acusaban y entre gritos exigieron su liberación.
Por medio de mensajes de WhatsApp se pedía a la ciudadanía a que asistiera a la explanada del Ayuntamiento Municipal, para que atestiguaran la presentación de 5 personas detenidas, mismos que confesaron su participación en los asesinatos de los taxistas abatidos el día lunes, así como también se informaría de los operativos que está realizando el SSJC en el municipio. La cita era a las 4:00 de la tarde, pero la asamblea inició hasta las 4:46 de la tarde.
Fue el promotor de la UPOEG, Andrés Catarino Cabello, quien informo a los ciudadanos reunidos en la explanada del Ayuntamiento municipal que “en el municipio se continúan realizando operativos para abatir la delincuencia, a pesar de que dicen que no hay cambios. Los policías, quienes trabajan sin ningún sueldo, continúan trabajando para dar seguridad al municipio. Aunque hay muchos señalamientos en contra de los policías ellos continúan dando la seguridad y los policías que son renovados cada año aunque algunos por voluntad propia continúan como policías”.
Agregó: “Las autoridades siguen sin hacer nada, aun cuando la inseguridad ha repuntado, ya que en lo que va del año, 11 taxistas han sido asesinados por la delincuencia organizada pero falta el valor del promotor, del periodista, del taxista, del policía y de la ciudadanía, para denunciar los delitos o a la gente que anda operando en la delincuencia. Hay muchos señalamientos en nuestra contra, en contra del consejo, de los policías, pero no hay pruebas ni valor para hacerlo directamente”.
Expuso que “la delincuencia no sólo ha afectado a ustedes o a los transportistas, también a nuestros compañeros, porque fueron atacados 3 comandantes, a quienes querían matar; estamos siguiendo la pista de los asesinos uno de nuestros comandantes, pero hace falta el apoyo de ustedes. Denuncien de manera anónima en una llamada o en un mensaje, para que podamos actuar, porque solos no vamos a poder y la delincuencia nuevamente nos va a sobrepasar”.

Taxistas cobran cuotas

Andrés Catarino realizó la presentación de los detenidos. El primero en ser presentados fueron los taxistas Adrián Silva Tielo, con domicilio en la calle Nezahualcóyotl de la colonia Nueva Revolución del sitio local “Sentimientos de la Nación”, quien en su declaración dijo que era taxista y que se ha dedicado junto con sus compañeros a recaudar la cuota que los delincuentes les exigen, recolectando la paga de 70 pesos a la semana para depositarlos en cuentas diferentes de OXXO. Algunos de sus compañeros también realizan los depósitos, dijo.
El segundo taxista es José Luis Moreno Hernández, originario de Cruz Quemada, quien también se encarga de recoger la cuota que los delincuentes les piden, ya que diario tienen que aportar 10 pesos y él también se encarga de depositar lo recaudado a las cuentas que les dicen en OXXO.
 Para esto, dijo, los taxistas firmaron un acuerdo en donde primero aportaron la cantidad de 2 mil pesos, y posteriormente pagan 10 pesos diariamente. Expuso que este fue un acuerdo de transportistas, ya que los delincuentes les mataron a dos de sus compañeros, el primero en la carretera de Apantla-Cortijo, y el segundo cerca de Tlalapa, dejándoles una cartulina para que pagaran. Señalaron que por eso se vieron obligados a pagar la cuota que les exigían antes de que les mataran a más compañeros.
Ciudadanos ahí presentes, en su mayoría jóvenes, entre gritos y chiflidos exigían su liberación, ya que señalaban que eran inocentes. Otros dijeron que pagaban para no matarlos, porque los comunitarios no los protegen. Las rechiflas continuaban y la gente ahí reunida exigía su liberación.
El promotor Andrés Catarino señaló que se estaban riendo, pero no tenían el valor para hacer los señalamientos en contra de los policías o consejeros. “La detención de las personas se debe a que hay denuncias en su contra, por eso se procedió a detenerlos porque existe una denuncia en contra de los detenidos”, justificó.

Les pagaban
5 mil pesos

Otro de los detenidos es José Manuel de Jesús Morales, de 19 años de edad, con domicilio en la colonia Vicente Guerrero, quien trabaja en un lavado de autos y quien por órdenes de su hermano Juan de Dios de Jesús Morales ocultó una motocicleta con la que se dedicaron a matar a los taxistas. La moto fue entregada a Alexis Serrano Soto.
El cuarto detenido fue Adrián Francisco Porfirio, de 17 años, soltero, estudiante de tercero de bachilleres, quien trabaja en una farmacia y es amigo de Juan de Dios de Jesús Morales y Alexis Serrano Soto.
Dijo que Miguelón manejaba la moto y El Pollo era quien disparaba en contra de los taxistas, y que en varias ocasiones lo invitaron a vender droga, pero se ha negado a hacerlo.
A su vez, Alexis Serrano Soto, de 19 años, trabaja en el Bar Plan B, con domicilio en la colonia Ampliación Vicente Guerrero, quien señaló que él sólo se llevó la moto; pero sabía que a bordo de ella El Miguelón y El Pollo mataban a los taxistas que no daban la cuota y a ellos les pagaban 5 mil pesos, y les dejaban sus cartulinas. Pero repitió que él sólo fue a dejar la moto a casa de El Pollo.
Por decisión de los integrantes del consejo se permitió que los detenidos hablaran, siendo Adrián Francisco Porfirio quien narró lo mismo que había leído el promotor; sin embargo, durante el interrogatorio la gente gritaba que los dejaran en libertad porque los habían torturado para que dijeran eso, y les pedían que les levantaran las playeras para que vieran que los habían golpeado. Los transportistas gritaban que dejaran hablar a sus compañeros porque eran inocentes.
Ante los gritos de la gente que en su mayoría eran jóvenes, los consejeros ordenaron que se suspendiera el interrogatorio de los detenidos y se procediera a trasladarlos a la comandancia; sin embargo, la gente continuaba gritando que los dejaran hablar, que tenían derecho de decir por qué los habían detenido. Poco a poco las personas se fueron acercando exigiendo la liberación de los taxistas, que señalaban que eran inocentes.
El consejero Andrés Salado pidió a todos los presentes conducirse con respeto. “Analicen y piensen lo que acontece en nuestro municipio; con esta actitud sólo llevará a la confrontación. Permítannos ayudarles a que enmienden su error estas personas; si están en un error, por eso se está investigando, manejémonos con respeto”.
Fue el taxista Adrián Silva Tielo quien señaló que el pagar la cuota fue por acuerdo de todos los taxistas, ya que se les pidió el apoyo a los comunitarios y no hicieron caso; “por eso decidimos pagar, por miedo, porque nuestras vidas no valen 70 o 100 pesos; por eso, para hacer el depósito nos vamos rolando para depositar. No sólo a nuestros compañeros los han matado sino también a otros compañeros de otros sitios, ¿y dónde estaban los comunitarios, si hasta el comandante lo mataron?”, cuestionó.
Un ciudadano pidió la palabra para decirles que estaban violando los derechos de los detenidos, abusando de su autoridad porque portan armas de uso exclusivo del Ejército. Recalcó que como transportistas acordaron pagar la cuota, porque de 70 o 100 pesos valen más sus vidas, “y nuestro trabajo es decente y no se vale que por una cuota nos maten”.
Otro joven señaló que no se puede acusar a una persona sólo por ser amigo de personas que supuestamente son delincuentes, ya que muchos ni siquiera saben a qué se dedican sus amigos, preguntando a la gente: “¿Ustedes saben a qué se dedican sus amigos?” Los presentes respondieron: No.
Debido a que seguían los chiflidos y la gente se acercó a los detenidos, los policías ciudadanos del SSJC se llevaron a Alexis Serrano Soto, a José Manuel de Jesús Morales y a Adrián Francisco Porfirio. Pero cuando la gente vio que los policías pretendían llevarse a los taxistas, se acercaron e impidieron que se los llevaran, exigiendo que los liberaran en ese momento porque eran inocentes.
Héctor Poblete señaló: “Ustedes están cometiendo una injusticia y he sabido de muchas otras arbitrariedades, están violentando sus derechos, por favor no se pasen de vergas. ¿Cuántos taxistas han matado por no pagar la cuota? Ustedes no pueden resolver todo, todos hemos sido víctimas de la delincuencia, incluso yo, y no por falta de huevos sino porque no quiero pedos o que me maten”.
Un joven, quien dijo ser licenciado y hermano de José Manuel de Jesús Morales, señalo que los policías comunitarios tienen muchas denuncias en la PGR por el abuso de autoridad que cometen en contra de los ciudadanos, ya que detuvieron a su hermano con lujo de violencia, frente a su esposa e hijos, cuando no tiene la culpa de ser hermano de Juan de Dios, ya que tampoco hay pruebas en su contra, y nadie elige ser hermano de otro.
El taxista José Luis Moreno Hernández señaló que en los inicios de la Policía Comunitaria él fue policía, pero ahora le da vergüenza cómo se comportan, ya que detienen a cualquier persona inocente sólo para sacarle dinero, y a los verdaderos delincuentes andan libre como si nada.
La promotora de la UPOEG, Eneida Lozano, dijo que ahí se había ido a consensar qué hacer con los detenidos y no a confrontar; sin embargo, la gente gritaba que se callara. Otros que dejaran en libertad a los taxistas.
La gente se acercó a los policías y presidentes de colonias para exigir que liberaran a los taxistas, porque eran inocentes, siendo el consejero Andrés Salado quien les señaló que el problema se podía resolver siempre y cuando controlaran a la gente, ya que así no se podía llegar a ningún acuerdo. Se pidió que se acercaran únicamente los taxistas del sitio Sentimientos de la Nación, quienes pidieron que liberaran a sus compañeros, ya que ellos dan la cooperación por voluntad propia, por temor a que los maten, quienes se comprometieron a que ellos respondían por sus compañeros; sin embargo, se negaron a firmar la minuta de acuerdos con el argumento de que era el pueblo quien estaba pidiendo su liberación. Ante esto, nuevamente comenzó la discusión entre consejeros y transportistas. Por último, se acordó liberar a los transportistas bajo el compromiso de sus compañeros, pero se advirtió que si salen nuevas acusaciones en su contra, serán sometidos a un proceso de reeducación.

Taxista es José Luis Moreno Hernández

Adrián Francisco Porfirio y Alexis Serrano Soto
Gente tratando de impedir que se lleven a los taxistas
 
 
   

 

 

© 2005 - Periódico El Faro de la Costa Chica. Derechos Reservados.