------|Sugerencia| ¡Anúnciate!| Contáctanos | Hazno tu página de inicio

SERVICIOS
Carta al Director
Libro de Visitas
Buzón de Denuncias
 
OCIO
Horóscopo
Turismo
Chat
MUNICIPIOS
Ayutla
Azoyú
Copala
Cuautepec
Cuajinicuilapa
Cruz Grande
Igualapa
Ometepec
San Luis Acatlán
San Marcos
Marquelia
Juchitan
Tecoanapa
Tlacoachistlahuaca
Xochistlahuaca
 
 
 
El Primer Sitio Online de la Costa Chica
   

 

 

Azoyuteco fue sentenciado a 35 años de prisión por matar a su sobrino

Santiago Reyes Martínez, sentenciado

*La sentencia es del Juzgado Mixto de San Luis de Acatlán, en agravio de un sobrino del inculpado, hechos ocurridos en el municipio de Juchitán, en septiembre de 2013

FRANCISCO JAVIER HERNÁNDEZ
JUCHITÁN, GRO.

Derivado de las pruebas presentadas por la Fiscalía General del Estado, el Juez Mixto de San Luis Acatlán, condenó a Santiago Reyes Martínez a 35 años de prisión, por ser culpable y penalmente responsable en la comisión del delito de homicidio calificado en agravio de su sobrino, Javier López Reyes.
Santiago Reyes Martínez es originario del municipio de Azoyú, quien llevaba un tiempo avecindado en la cabecera municipal de Juchitán, lugar donde sucedieron los hechos por lo que fue detenido.
El día del crimen, Santiago Reyes se dirigía a una fiesta y al paso salió el agraviado, Javier López Reyes, quien era su sobrino, a quien le disparó con un arma de fuego tipo escopeta calibre 16 GA provocando su muerte, hechos asentados en la causa penal número 167/2013-I.

Javier López Reyes, occiso

Más tarde, fueron agentes de la Policía Investigadora Ministerial que lograron su captura cuando éste portaba el arma referida.
Por lo tanto, derivado del proceso penal el Juzgado Mixto de San Luis Acatlán del Distrito Judicial de Altamirano condenó a una pena privativa de 35 años de prisión en contra de Santiago Reyes y al pago como reparación del daño.

Los hechos

Cabe recordar, que este hecho ocurrió alrededor de la 1:30 horas de la madrugada del día domingo 22 de septiembre del 2013, cuando Santiago Reyes Martínez discutió con el hoy occiso Javier López Reyes, a quien lo privó de la vida de un escopetazo a la altura del cuello a quemarropa, provocándole al instante la muerte.
El cuerpo del joven, quedó tirado boca arriba sobre la banqueta que se encuentra al frente de su domicilio y a un lado del balneario “Agua Azul”, en la colonia Vicente Guerrero de la cabecera municipal de Juchitán, lugar donde fue aprehendido ese mismo día el homicida, junto con uno de sus hijos, Celso Reyes Vidal, como testigo.

La escopeta
 
 
 
 
 
© 2005 - Periódico El Faro de la Costa Chica. Derechos Reservados.