Por prepotente, retuvieron al director de Obras, señalan amuzgos de Cumbres de Barranca Onda

 

 

*Señala el comisario que los humilló y regañó

 

MISAEL DAMIÁN
OMETEPEC, GRO.


Los habitantes amuzgos de la comunidad de Cumbre de Barranca Honda del municipio de Ometepec, encarcelaron al coordinador de Obras Públicas municipal, Jesús Díaz Martínez, porque los humilló y regañó cuando fue a dejar material para una obra en la localidad, afirmó el Comisario municipal del lugar, Marciano Morales Montalván.
Relataron los vecinos del lugar que estaban esperando que se enviara material para que termine la construcción de una barda que se vio afectada por el las fuertes lluvias, y que por la tardanza de esta obra habían protestado antes, exigiendo al presidente municipal, Omar Estrada Bustos que instruyera para que se terminara la obra.
El pasado miércoles, como se recordará, los habitantes pararon el trabajo ante la falta del material, por lo que fue el coordinador de Obras Públicas, Jesús Díaz Martínez, quien personalmente fue a dejar la arena para que se avance con la obra, sin embargo cuando bajó de su carro inmediatamente se dirigió a los habitantes que se encontraban esperando el material, a quienes les dijo que venía a dejar la arena pero que “a ver quién la va a pagar”, mensaje que molestó a los habitantes que terminaron encerrándolo en la cárcel e la comisaría municipal.
Minutos después cuando llegaron los reporteros (quienes fuimos llamados por los miembros de la comisaría) fue liberado y expuesto ante la gente que se había llamado para que se expusiera el problema que originó su encarcelamiento al igual que el residente de la obra en la comunidad.
Al término de la reunión, en entrevista Jesús Díaz negó las acusaciones “eso es falso” y, que todo se debió porque no le entendieron porque él no habla la lengua Ñomndaa (amuzga), que todo se vuelve complejo porque tiene que buscar palabras adecuadas para que le entiendan, “para que no se mal interpreten” lo que uno les vaya a decir a los amuzgos, que fue lo que pasó, afirmó.
Dijo que lo único que les comentó fue que no se preocuparan si la obra no avanza como quieren porque de todos modos a ellos les iba a pagar el trabajo que estaban realizando, que en caso que la barda la terminaran una semana después sería un beneficio para los habitantes porque se les pagará el tiempo y a quien perjudicaría sería al ayuntamiento, que esto último no se los terminó de decir, porque los demás ya lo habían tomado como una ofensa y procedieron a encarcelarlo. La barda que alegan los habitantes no se ha concluido consta de alrededor de 10 metros.

Lo otro que argumenta el comisario y los demás habitantes que fueron testigos es que Jesús Díaz, cuando intentaron agarrarlo, se quiso enfrentar con los habitantes y “forcejeó”  para evitar ser detenido; sin embargo en la entrevista el funcionario municipal negó también este hecho, y apuntó “es una experiencia única; pero como yo les decía, qué bueno que detienen por el trabajo”, dijo ya entre risas.