Piden la ONU y CNDH al Gobierno de México, que no apruebe la Ley de Seguridad Interior

 

VANESSA CUEVAS/API
CHILPANCINGO, GRO.


La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), hicieron un llamado urgente al Estado Mexicano, para que, atendiendo a sus obligaciones constitucionales y convencionales relativas a la preservación y defensa de los derechos humanos, se abstenga de aprobar el proyecto de la Ley de Seguridad Interior.
Pidieron a las Comisiones dictaminadoras del Senado, abrir un diálogo nacional sobre el modelo de seguridad en México bajo un esquema que, sin inhibir la actuación legítima del Estado, preserve y garantice los derechos fundamentales de las personas.
En contraste, el Gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, aseveró el pasado lunes, ante la Junta de Coordinación Política del Senado, que la Ley de Seguridad Interior es procedente, al señalar que es necesario contar con el apoyo de las Fuerzas Armadas en la lucha contra el crimen organizado, bajo un marco jurídico con respeto a los derechos humanos y con temporalidad de actuación.
“Consideramos que es procedente aprobar el dictamen (Ley de Seguridad Interior) en el Senado para revertir institucionalmente la debilidad que tienen todavía los tres órdenes de gobierno en tareas de seguridad”, dijo, en su visita al Senado.
Al contrario, la CNDH y la ONU-DH consideran que no existen las condiciones propicias para aprobar el Proyecto de Ley durante el proceso legislativo que termina mañana viernes 15 de diciembre, e hicieron un respetuoso exhorto para que se amplíe su debate y discusión, a efecto de prevenir situaciones que actualicen o propicien que se vulneren los derechos humanos al amparo de la ley antes mencionada.
Durante el encuentro con los senadores, Astudillo Flores expuso que la condición de violencia de Guerrero es alarmante, a la que se suma el inexistente control de armas y la alta demanda de heroína de parte de Estados Unidos, los cuales son responsables de la circunstancia de violencia y drama que sufre el estado, afirmó.
Añadió que los 4 mil policías con los que cuenta la Secretaría de Seguridad Pública estatal, son insuficientes para cubrir el territorio, pues recordó que en la entidad se vive una disputa entre grupos criminales y este queda demostrado con el número de homicidios en la entidad, pues se han registrado más de dos mil en el presente año.

Contrario al ejecutivo estatal, la CNDH y la ONU-DH indicaron a través de un comunicado, que aun cuando se han hecho públicos algunos cambios que se aplicarían al proyecto de Ley originalmente planteado, sigue presentando aspectos altamente preocupantes para la vigencia y respeto de los derechos humanos en México.