Grupo armado intercepta y roba camioneta a presidenta del DIF de Iguala

 

 

*El atraco se registró en la carretera Chilpancingo-Iguala, donde diversos grupos delictivos operan impunemente

 

API
CHILPANCINGO, GRO.


La tarde de este martes, un grupo de hombres armados interceptó a la presidenta de Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de Iguala, y le robaron su camioneta cuando circulaba sobre la carretera federal Chilpancingo-Iguala.
Además, a la presidenta del DIF, Miriam Mayela Martínez Díaz, esposa del alcalde Herón Delgado Castañeda, y al menos dos asistentes, les quitaron sus celulares, dinero en efectivo y otras pertenencias de valor.
De acuerdo con reportes de las autoridades, eran las 13:30 horas cuando Miriam Martínez circulaba a bordo de una camioneta de la marca Nissan, tipo Xtrail de color gris plata y de modelo reciente, en compañía de sus trabajadores.
Al circular sobre la carretera federal México-Acapulco, tramo Chilpancingo-Iguala, a la altura del crucero a Atzcala, en los límites de los municipios de Tepecoacuilco y Zumpango, cerca del puente de Mezcala, el grupo armado que viajaban a bordo de una camioneta blanca, se les emparejaron y les cerraron el paso.
Al detener la marcha de la unidad, los encañonaron para someterlos y les quitaron sus pertenencias, para después llevarse la unidad con rumbo desconocido.
Los funcionarios de Iguala quedaron abandonados en medio de la carretera.
Miriam Martínez y sus trabajadores llegaron a la ciudad de Iguala hasta después de las 16:00 horas, pero tuvo complicaciones de salud y fue trasladada a la ciudad de México para ser valorada por un médico.
Horas después, la camioneta de la presidenta del DIF y la camioneta en la que viajaban los sujetos armados, fueron halladas abandonadas cerca del lugar donde se registró el atraco.
Cabe mencionar que en ese tramo carretero, Chilpancingo-Iguala, se han registrado decenas de robos de vehículos con lujo de violencia, varios a plena luz del día, ante la falta de seguridad por parte de las autoridades estatales y federales.

En la mayoría de los casos, las víctimas son golpeadas y abandonadas, amarradas de los pies y manos, a quienes además de sus vehículos, los despojan de otras pertenencias de valor. Estos grupos operan impunemente en esa carretera.