Despejar

Misael Tamayo Núñez

 

Misael Tamayo Núñez

 

Ya se registró Margarita Zavala por la vía independiente. Lo hizo el jueves pasado para convertirse en una más de los casi 40 aspirantes a la presidencia de la República sin el apoyo de algún partido político.
Es un hecho, pues, que la candidata del Grupo Calderón está en la pelea por la presidencia, golpeando severamente todo influjo del Frente Ciudadano Por México, que vivió su “moméntum” previo al sismo del 19 de septiembre, pero del cual parece que no salió bien librado.
Y es que medios nacionales publicaron ya que al interior del Frente hay una gran preocupación primero, por la candidatura independiente de Margarita Zavala, lo cual la hace atractiva no sólo para los propios panistas, sino también para los priístas que no ven a nadie en su partido para apostarle, e incluso para los perredistas que están desencantados del Frente, porque al ser muchos los burros, les toca menos pastura.
Así lo demuestran por lo menos dos encuestas recientes, en que ya como independiente, Margarita Zavala no se desplomó, como esperaban sus enemigos dentro del PAN, sino que al contrario, se fortaleció al grado de que en uno de los sondeos tiene empate técnico con Andrés Manuel López Obrador, de Morena, el enemigo a vencer en esta justa, de hecho.
Veamos: Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE), da a AMLO (Morena) 29.4 por ciento de intención del voto, diez puntos arriba de Zavala (Independiente), con 19.4 por ciento; Anaya (PAN, PRD y MC), se ubica en tercer lugar con 15.5 por ciento, mientras Meade (PRI) refleja un cuarto lugar con 11.8 por ciento.
Conforme esta encuesta, Margarita Zavala, sin ser ya considerada panista, sino independiente, sigue rebasando tanto al Frente Ciudadano como al PRI.
Buendía & Laredo arroja una cifra llamativa en su encuesta: 33 por ciento considera que Zavala puede llegar a Los Pinos como candidata independiente, mientras 44 por ciento piensa que hizo bien al salirse del PAN al no recibir oportunidad como candidata de este partido.
Y en redes sociales, la tendencia es aún más favorable para Zavala, pues en ellas la ubican incluso por encima de AMLO. Pero lo interesante es que a Ricardo Anaya, la cara visible del Frente Ciudadano por México, lo envían al cuarto lugar, con 9 por ciento de la preferencia electoral, aún por debajo de cualquier candidato priísta, y a la par de cualquier perredista.
De ahí la preocupación de los aliados del PAN, sobre todo del líder del MC, Dante Delgado Rannauro, que esta semana comenzó a presionar a Anaya y a Alejandra Barrales del PRD, para que el candidato del Frente sea un externo.
Ver para creer. ¿El Frente comienza de cero?
Margarita dijo ayer: “Este proyecto es un llamado a los ciudadanos y depende de los ciudadanos. No de la decisión de un presidente, ni del capricho de un iluminado ni de una decisión cupular. Es un no rotundo a una forma vieja y caduca de hacer política, al doble discurso y a la simulación".
Ofreció "una nueva etapa para México", ya que realizará la "proeza" de reunir casi un millón de firmas de apoyo en 120 días, lo que equivale al 1% del padrón electoral, para formalizar el registro.
"Es un acto de libertad y también es una decisión ética. Sé que en este camino no estoy sola, muchos de los que estamos aquí heredamos la lucha democrática. El camino que empezamos hoy será difícil, pero estará lleno de satisfacciones y de alegría".

De pronto, de tener un enemigo en común (dicen que es el PRI, pero en realidad es AMLO), al Frente le crecieron los enanos. Margarita demostrará que siempre tuvo razón con relación a Anaya, y que el Frente no es más que un aquelarre, donde un pequeño vampiro intentó jugarle al gran chamán de la política.