Están en la “comodidad” los ayuntamientos que reciben dinero federal para la seguridad

 

 

*No reflejan ese apoyo en acciones contundentes, fustiga



FERNANDO POLANCO OCHOA/IRZA
CHILPANCINGO, GRO.


El diputado Cuauhtémoc Salgado Romero, del PRI, criticó la “comodidad” de los cinco ayuntamientos guerrerenses que reciben financiamiento federal para la seguridad pública, sin que lo reflejen en acciones contundentes a favor de sus poblaciones.
Consideró “importante y necesaria” la intervención de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y de su similar en Guerrero para que “les den un buen apretón de tuercas (sic) y los obliguen a ejercer plenamente los recursos destinados en esa materia.
“Tienen que contratar, capacitar y comprar equipamiento para policías municipales, porque traen la comodidad de que todo les resuelva el gobierno federal y del estado, y eso no puede ser posible”, afirmó.
De acuerdo con el convenio de colaboración aprobado en marzo del 2017, cinco ayuntamientos guerrerenses reciben recursos del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad: Acapulco, Iguala, Chilpancingo, Zihuatanejo y Coyuca de Benítez.
“Los órganos de fiscalización deben presionar para verificar que los recursos no sólo sean debidamente comprobados, sino que se ejecuten con base a los criterios y lineamientos para lo que fueron asignados”, indicó.
Salgado Romero, ex presidente estatal del PRI, dijo que las autoridades de los cinco ayuntamientos deben asumir su responsabilidad en materia de seguridad pública y no escudarse en las acciones federales o estatales.
El lunes 9 de octubre en la presentación del grupo de élite “Centauro” de la Policía Estatal, el gobernador Héctor Astudillo Flores pidió a las autoridades de estos municipios que “actúen con la mayor y profunda responsabilidad”, porque “están obligados a ejercer acciones visibles y responsables en favor de la ciudadanía”.
Al respecto, el legislador local del PRI agregó que los recursos federales se envían a los municipios con base a reglas definidas, entre ellas por el número de habitantes y de acuerdo con sus índices de violencia e inseguridad.
Incluso informó que la Secretaría de Seguridad Pública del gobierno estatal liberó el armamento a las corporaciones policiacas de esos cinco ayuntamientos, quienes deben estar debidamente alineados a la estrategia federal.

Sostuvo que los presidentes municipales “no pueden decir que no hay personas interesadas en ser policías municipales” cuando sí las hay, pero no se les da el debido seguimiento.